Cómo se valora tu solicitud

Cada solicitud de subvención (enmarcadas en las Medidas 411, 412 y 413) se evaluará de forma objetiva ccon criterios de valoración contenidos en una Tabla de Baremación de proyectos. Dichos criterios de valoración de solicitudes se dividen en criterios básicos y en criterios adicionales.

Los criterios básicos son los definidos y aprobados por la Dirección General de Desarrollo sostenible del Medio Rural, de la Consejeria de Agricultura y Pesca, son de obligada valoración y comunes para todo el territorio rural andaluz. Criterios establecidos en "Criterios de Selección de Operaciones del Programa de Desarrollo Rural de Andalucía 2007-2013" .

Los criterios adicionales son determinados por cada Grupo de Desarrollo Rural según las características socioeconómicas y medioambientales de su ámbito de actuación y de características socioeconómicas y medioambientales de su ámbito de actuación Global. Se establecerán tres criterios adicionales perfectamente definidos, objetivos y cuantificables, aprobados por el Consejo Territorial del Grupo de Desarrollo Rural. Una vez apruebe, el GDR remitirá dicha propuesta a la DGDSMR para su validación y se publicaran por resolución por la misma, para conocimiento de los promotores.

La puntuación máxima para valorar el proyecto, será de 100 puntos, de los cuales 70 corresponderán a criterios básicos y 30 a criterios adicionales. Para que un proyecto sea seleccionado como subvencionable, la puntuación obtenida será como mínimo de 35 puntos entre unos y otros, correspondiendo el 51% de dichos puntos a criterios básicos; si no obtienen esa puntuación el informe será desfavorable.

Los proyectos pueden ser productivos y no productivos. Si el proyecto no es productivo  la puntuación mínima será de 50 puntos entre unos y otros, correspondiendo el 51% de dichos puntos a criterios básicos. A diferencia de proyectos productivos, si no obtienen dichos puntos a criterios básicos. A diferencia de proyectos productivos, si no obtienen la puntuación mínima, el informe no será desfavorable, sino que se pasará al procedimiento general para su revisión de nuevo.

Se considerara que un proyecto es productivo cuando el desarrollo de la actividad para la que se ha solicitado la ayuda implique un beneficio económico  o una ventaja competitiva para esa entidad u otras, frente a competidores de la UE que actúen o pudiesen actuar en ese mismo mercado.

Una vez se sepa si el proyecto a obtenido el informe desfavorable y es subvencionado, se determinará el porcentaje máximo de subvención a la que pudiera acceder, llegando a establecerse la "subvención final" del proyecto.